lunes, 15 de junio de 2009

Justificación

Se necesita atender y desarrollar al 100% las competencias de expresión y apreciación artística en el aspecto de la música de acuerdo como lo marca el Programa de Educación Preescolar 2004, ya que en la actualidad el porcentaje con que se cubre estas competencias es demasiado bajo.

Como educadora del grupo, he incluido en mis planeaciones durante el año, algunas actividades con relación al campo formativo de la música, porque, desde hace dos años, llegó un maestro de música al Jardín a quien se le asignó este campo formativo, atendiendo a los grupos existentes en dos sesiones a la semana de 20 minutos cada una.

Como profesora responsable del grupo, me he percatado cómo se desaprovecha el tiempo dedicado al desarrollo de las habilidades musicales, pues únicamente se emplea para entonar algunas canciones infantiles o moverse con alguna pieza musical; solamente si los niños están motivados para ello, pues de lo contrario todo es desorden.

Esto trae a consecuencia una cantidad de tiempo considerable que se desaprovecha con los niños, pues, de más de 60 horas laborables al mes, quedan desperdiciadas cerca de 3 horas por cada grupo (5% del total), en este tipo de actividades que no implican ningún reto para los educandos.

Existen muchos sitios web que citan los beneficios de la música en los niños, como lo son http://www.guiainfantil.com/servicios/musica/beneficios.htm, lhttp://www.eliceo.com/educacion/los-beneficios-de-ensenar-musica.html, http://www.eduteka.org/Editorial16.php, entre otras.
Indudablemente si no se pone en marcha este proyecto o se hace algo que evite tener espacios muertos en las clases de canto, la situación seguirá igual, quitándole a los niños el derecho de aprender cosas nuevas, que debido al medio en el que viven, difícilmente podrán tener acceso a ellas.

Para iniciar este proyecto, me interesa ponerlo en marcha en mi grupo de 25 alumnos. Niños y niñas de tercer grado con cinco años de edad, que vienen de familias regulares y de un nivel socioeconómico y cultural medio-bajo, donde seré la responsable de su proceso durante el tiempo estipulado para ver resultados al final del mismo, y así compartirlo con mis compañeras del Jardín, quienes ven también la misma problemática con relación a este campo; lo mismo al maestro de música, a quien innegablemente le será de gran ayuda.

Sin duda, la Internet es una fuente de conocimientos muy viable, económica y práctica, donde se encuentra un mundo de información que se puede aprovechar y utilizar como apoyo, no sólo en este campo formativo de la música, sino para trabajar todos los propósitos fundamentales que nos marca el programa de educación preescolar atendiendo cada una de las competencias de los diferentes campos formativos.

El contar con una computadora en el aula, televisión, DVD, radiograbadora, facilita muchos las cosas. Sin embargo, por el momento no se cuenta con Internet en el Jardín de niños, está en proyecto su instalación lo que ayudará en gran medida. Aunque esto no es limitante pues toda la información que se pretenda llevar y enseñar a los niños, se podrá presentar a través de una memoria USB con la información requerida para llevar a cabo las actividades programadas para el proyecto.

Con todo esto, el aprendizaje en los alumnos se hará notar, desde el momento que los niños compartan información con sus padres, muestren entusiasmo por la clase, comenten entre ellos y con la educadora lo que les gusta, lo que van aprendiendo día a día retroalimentándose con sus aportaciones entre pares y el grupo mismo.

Lo que bien se aprende, jamás se olvida. Los pequeños son esponjas que fácilmente al estar motivados por algo en especial, dedican su atención y empeño por conocer y/o aprender aquello que les gusta.

En cuanto al tiempo de llevarse a cabo, este es el mejor momento en que, en primer lugar como docente estoy aprendiendo el uso de las TIC y servirá de mucho no dejar de lado todo lo aprendido sino a lo contrario, seguir fortaleciendo los conocimientos de los pequeños, y en segundo lugar porque cada día salen cosas nuevas en relación con la tecnología, las cuales se irán sumando a los distintos medios para enseñar.

Con relación al tiempo físico para llevarlo a cabo, en este momento estamos cerrando el ciclo escolar y no se podría llevar a cabo como tal por el tiempo establecido para el proyecto. Por tal motivo este se aplicaría el próximo año lectivo, después del diagnóstico. Las primeras semanas del período escolar se realiza la evaluación inicial del grupo donde se trabaja con una serie de actividades para explorar qué saben y pueden hacer en relación con los planteamientos de cada campo formativo, pero lo más importante es conocer las características de cada alumno y cada alumna: qué logros manifiestan en relación con las competencias señaladas en el programa, cuáles son sus condiciones de salud física, y qué rasgos caracterizan su ambiente familiar.
Cumpliendo el grupo con todos estos requisitos, está listo para iniciar con las situaciones didácticas de cada campo formativo y por ende con este proyecto innovador.

Es a través del año escolar como se puede ir trabajando este proyecto, con la misma estructura pero variando instrumentos, compositores, piezas musicales, ritmos, etc. y así asegurar la calidad del mismo todo el año.

Se trata de ofrecer a los pequeños educación de calidad y así formarlos día con día. Es por ello que los profesores a cargo de los niños en el nivel preescolar deben ser los mejores preparados en lo musical, dado que a esta edad el trabajo es más delicado y fundamental para el desarrollo integral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada